Diego Martínez y su Granada CF, del barro a Europa

14 de junio de 2018. Quizá no mucha gente recuerde dónde comenzó todo, el éxito es efímero y la memoria escasa, hoy nos parece algo normal ver al Granada CF en Primera División o superando rondas de Copa del Rey, o lo que es peor, nos estamos acostumbrando a ver al conjunto nazarí jugar los jueves de Europa League. No hace mucho tiempo, el club granadino transitaba por los campos de Tercera División, como en 2006, o de Segunda B, última vez en 2010. Entre 2011 y 2017 parecieron vivirse los mejores años en la historia reciente del club, seis temporadas consecutivas en Primera División, siempre sufriendo para salvar la categoría eso sí, y con el puesto 15º como mejor resultado. Sin embargo, esta brillante etapa tendría su fin el 29 de abril de 2017, tras caer 2-1 en Anoeta, el conjunto andaluz bajaba a la segunda categoría del fútbol español tras un curso donde pasaron por el banquillo hasta cuatro entrenadores distintos, pero ninguno dio con la tecla. Como siempre ocurre tras un descenso, el reto de volver a las primeras de cambio se convertía casi en una obligación para la entidad, pero nada más lejos de la realidad, en la 2017/18 el Granada CF, tras un curso irregular, finalizaría la temporada en décima posición, a 4 puntos del play-off, muy lejos del ascenso directo y lo que era peor, con la sensación de que los mejores años podrían haber pasado, la Primera División parecía de nuevo muy lejana.

Tras ello, llegamos ya a esa fecha con la que iniciábamos el artículo, un día que cambiaría la historia del Granada CF. El 14 de junio de 2018, concretamente a las 19:48, los nazaríes anunciaban a través de sus redes sociales a Diego Martínez Penas como nuevo entrenador para la siguiente temporada. Nacido en Vigo, el técnico se encontraba libre tras su desvinculación con el CA Osasuna, conjunto al que había dirigido la campaña anterior, quedándose a las puertas de la promoción de ascenso y perdiendo esa plaza en la última jornada frente al Real Valladolid en un duelo fratricida. El gallego no llegaba con mucha experiencia al banquillo andaluz, sus inicios se remontan en el juvenil del Arenas de Armilla, club modesto de la provincia granadí, donde comenzó su andadura como entrenador tras abandonar la de futbolista con tan solo 20 años, y parece que tomó la decisión correcta. Tras llevar al primer equipo del mismo club y al Motril en Tercera División, una llamada cambiaría su vida. En 2009, Monchi, que ya ha sido protagonista en Construyendo Fútbol, y entonces Director Deportivo del Sevilla CF, reclutó a Diego para el conjunto de la capital andaluza, concretamente para el área de metodología. Fue creciendo en su etapa sevillista, pasando por el Juvenil A y el Sevilla C, hasta llegar al cuerpo técnico de Unai Emery y al banquillo del Sevilla Atlético, donde consigue sus primeros grandes resultados como primer entrenador, ascendiendo al filial a Segunda División. Tan solo con esta primera experiencia en un banquillo profesional y la siguiente ya comentada en el Osasuna, llegaría Diego Martínez al Granada CF.

Desde entonces, muchas victorias y un no parar de éxitos en el equipo nazarí, Diego Martínez se ha hecho un nombre entre los mejores entrenadores del panorama nacional. Tras conseguir el ascenso por la vía rápida en su primera temporada en el club, la segunda no fue menos brillante. El Granada firmó una sobresaliente temporada en su vuelta a la máxima categoría del fútbol español: séptimo clasificado, lo que llevó al club a jugar en competición europea por primera vez en su historia. No contento con ello, Diego Martínez estuvo a 9 minutos de meter al equipo en la final de la Copa del Rey, el Athletic Club y el gol de Yuri Berchiche impidieron un logro aún mayor.

Si la 2019/20 resultó excelente, el reto para la presente temporada era aún mayor. La posibilidad de disputar competición europea por primera vez en su historia se trataba de una ilusión que no debía despistar a los nazaríes de su principal objetivo, la permanencia. Analizando las experiencias recientes de algunos clubes modestos en Europa, véase el drama del descenso del RCD Espanyol el pasado año, hacía presagiar un curso complicado, muchos pensaban que la Europa League podría ser un regalo envenenado y que podría suponer un déficit para el Granada CF en su lucha por la salvación.

Sin embargo, el rendimiento hasta ahora de los de Diego Martínez está siendo más que notable, con un gran acierto en fichajes que se han convertido en piezas clave y han dado una mayor profundidad de plantilla al equipo para afrontar las tres competiciones. Y es que los andaluces no han renunciado a nada, estuvieron a escasos minutos de eliminar al FC Barcelona en cuartos de final de Copa del Rey, con una remontada blaugrana épica culminada en la prórroga. En liga navega de nuevo en aguas tranquilas en una cómoda décima posición, con nueve puntos de margen sobre el descenso, por lo que parece que el objetivo de la permanencia puede volver a cumplirse sin sobresaltos. Es en Europa donde el Granada está causando una mayor sensación, si algunos pensaban que los granadinos iban a pagar la novatada en su primera participación, erraron en su pronóstico. Tras superar hasta tres rondas previas, el cuadro rojiblanco consiguió también el pase a dieciseisavos de final de forma holgada en un grupo donde compitieron contra el Omonia chipriota, el PAOK griego y el PSV neerlandés. El sorteo deparó una apasionante eliminatoria contra el Nápoles de Gennaro Gattuso, donde los italianos partían con un gran favoritismo, y sin embargo, los nazaríes han conseguido esta semana su pase a los octavos pese a perder 2-1 en el Estadio Diego Armando Maradona, y es que en la IDA cosecharon una renta de 2-0 tras una primera parte sensacional. Ahora, el sorteo de la siguiente ronda ha querido que el bonito cuento del Granada CF continué escribiéndose en Noruega, concretamente se medirá al Molde FK. No será fácil, pero viendo el nivel de la competición, sin duda es un rival propicio para que siga haciendo historia, en busca de los cuartos de final, nadie sabe ya dónde puede estar el techo de los de Diego Martínez, pero mientras tanto les toca disfrutar de verse en la misma competición y tan vivos como lo están el Manchester United, el AC Milán, el Ajax o el Arsenal, y es que el Graná puede, al menos por este año, olvidarse de esos tiempos de barro y mirar de tú a tú a las grandes potencias europeas.

Fuente de la imagen @GranadaCdeF

¿Te ha gustado el artículo?

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Comparte en Twitter
Share on linkedin
Comparte en Linkdin
Share on whatsapp
Comparte en Whatsapp

Leave a comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?