Sporting CP: Cambio de guardia en Portugal

Por Sergio Alonso del Pozo

Diecinueve años son demasiados, dieciocho temporadas consecutivas viendo como la Primeira Liga se la reparten tus vecinos del Benfica (7) y los del FC Porto (11), teniéndote que conformar con algunas copas nacionales, o lo que es peor, ver cómo de las once últimas ligas solo en un par tu equipo ha sido capaz de finalizar entre los dos primeros clasificados. Y es que ser hincha del Sporting Clube de Portugal no ha traído las alegrías que a priori se presumen cuando formas parte de Os Três Grandes del país luso, ya que en los últimos cursos este grupo se ha visto reducido en dos, con el Oporto y el Benfica repartiéndose la Primera División de Portugal sin que nada llegase al José Alvalade.

Ha llovido ya desde que, en la 2001/02, el Sporting CP entrenado por László Bölöni se proclamase campeón de liga, con nombres propios como el brasileño Mário Jardel, que anotó 42 goles, Ricardo Quaresma o João Pinto. Muchas generaciones, algunas ya con mayoría de edad, que no han visto ganar la competición nacional por excelencia a su Sporting, una travesía por el desierto demasiado extensa para una de las consideradas mejores canteras del mundo y un club por el que han pasado estrellas como Paulo Futre, Cristiano Ronaldo, Luis Figo, Simão Sabrosa o el ahora jugador del Manchester United Bruno Fernandes, por el que los ingleses pagaron más 50 millones de euros el pasado año.

La actual temporada se presenta como una enorme oportunidad para que los leones verdiblancos rompan el duopolio Benfica-Oporto. Un posible (y probable) cambio de ciclo basado en la contratación de un técnico que está haciendo historia con el Sporting, Rubén Amorim. El exjugador del Benfica realizó una notable campaña como entrenador del SC Braga el curso anterior, finalizando la competición doméstica en una excelente tercera posición, por ello, y pese a ser su única experiencia en los banquillos del fútbol de élite, el conjunto lisboeta apostó por él, pagando 10 millones de euros por un entrenador de solo 36 años. Hasta ahora, el rendimiento está siendo sobresaliente, con juego y resultados de equipo campeón, todo cimentado bajo su inamovible 1-3-4-2-1.

El pasado viernes 5 de marzo, el Sporting de Amorim batió el récord de lograr el mejor inicio liguero de su historia, 21 jornadas invictos. La victoria en el descuento sobre el Santa Clara rompía esa marca que databa del año 1982. Con la de ayer frente al Tondela suman ya 19 victorias, que junto a 4 empates forman los números de un equipo que marcha líder incontestable, con un margen de 12 puntos sobre el SC Braga, también sorprendente segundo clasificado, y 13 sobre el Oporto, aunque ambos aún deben jugar esta jornada. Un poco más lejos aún se encuentra el otro club de la capital, el Benfica de Jorge Jesus, cuarto y fuera de puestos Champions, también 13 puntos por debajo, pero ya habiendo disputado su partido este fin de semana. Aún quedan 11 jornadas y por tanto muchos puntos en juego, pero parece complicado que los leones dejen escapar estas diferencias tan importantes. El conjunto de Amorim cuenta con hombres clave como Pedro Gonçalves “Pote”, al que algunos ya ven como el nuevo Bruno Fernandes, y que se encuentra máximo goleador de la Liga Nos con 15 dianas pese a sus 22 años. Los lusos cuentan con algunos conocidos de la liga española, como el portero Antonio Adán, cuajando una sensacional temporada y llevando a los leones a ser, con diferencia, el equipo que menos encaja con solo 11 goles en contra, lo que le hace a día de el portero menos goleado de Europa con 0,48 goles encajados por partido, por delante de nombres como Keylor Navas o Jan Oblak. También hay que destacar a Pedro Porro, y es que el carrilero derecho está marcando diferencias tras su salida del Real Valladolid. Sebastián Coates, el exbético Feddal, o el experimentado Joao Mario, solidifican un conjunto plagado de jóvenes talentos portugueses, una mezcla interesante que ya ha cosechado su primer título con la Copa de la Liga en el mes de enero, venciendo al Oporto y al Braga en las dos últimas rondas del torneo. Todo ello sin competición europea que distraiga a los capitalinos, ya que cayeron, allá por el mes de octubre, en la previa de la Europa League frente a los austríacos del LASK Linz, aunque hay que decir que los portugueses acudieron a esta cita con 8 bajas por culpa del Covid-19. No fue un inicio de curso sencillo para los de Amorim, pero, superando estas adversidades, se encuentran ahora en una posición privilegiada para concluir con el exitoso ciclo de sus dos máximos rivales, habrá que estar atentos a lo que ocurre en el último tramo de temporada en el país vecino.

¿Te ha gustado el artículo?

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Comparte en Twitter
Share on linkedin
Comparte en Linkdin
Share on whatsapp
Comparte en Whatsapp

Leave a comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?