ÚLTIMAS HORAS

PROGRAMA EXPERTO FÚTBOL

70% DESCUENTO

Días
Horas
Minutos
Segundos

Marcaje en zona y marcaje individual en el fútbol

¿Qué tipo de marcaje realiza tu equipo? ¿En zona o individual? Ya hemos hablado alguna vez de la importancia que la fase defensiva tiene en el desarrollo de un partido. Por eso, en el blog de hoy, vamos a ver el marcaje en zona e individual en el fútbol, veremos cuales son los objetivos, ventajas y desventajas de cada uno, además de introducirnos en los términos de zona fuerte y zona débil.

 

Marcaje en zona

Consiste en la repartición de cada una de las partes del terreno de juego para cada uno de los 11 jugadores, los cuales tendrán a su cargo una de dichas partes para defender y atacar. El equipo que practica una defensa en zona, ocupa y mantiene un bloque defensivo entre el balón y la portería contraria. Cada jugador será responsable de una zona del terreno de juego que intervendrá desde que el balón o un rival penetren en ella.

 

Objetivos

  • Ocupar con 11 jugadores todo el largo y ancho del terreno de juego para atacar y defender.
  • Cada jugador debe marcar al o los adversarios que lleguen a su zona.
  • Cada jugador debe disponer de una porción del terreno de juego para realizar acciones ofensivas.
  • Desplazar de forma sincronizada a todos los jugadores de acuerdo al balón.

 

Zona fuerte y zona débil

Dentro de la defensa zonal y su dinámica de coberturas reciprocas y reducción de espacios, se encuentran dos aspectos de vital importancia tanto para el entrenador como para los jugadores. Estos dos aspectos, están relacionados con la zona donde se encuentre el balón, ellos son la zona fuerte y la zona débil de un equipo que aplica y ejerce defensa zonal.

  1. Por zona fuerte, se entiende que es la zona en donde se encuentra el balón y por donde se está enfocando el ataque rival, ya que en dicha zona se ubica el mayor número de jugadores aplicando marcajes, anticipaciones, coberturas y relevos, en donde la reducción de los espacios es más intensa favoreciendo así la no creación de los espacios libres.
  2. La zona débil es la zona o las zonas alejadas del balón, en donde los jugadores defensivos más cercanos ejercen vigilancias defensivas sobre los rivales que se encuentran en dichas zonas. Se denomina débil ya que es una zona literalmente despoblada, pero en el caso que el rival efectúe un cambio de orientación a dicha zona, los jugadores directamente responsables para realizar un repliegue intensivo y presionar, son los extremos, los cuales temporizan la acción de juego del rival y permite la nueva posición de la línea defensiva, teniendo como referencia y orientación la posición del balón.

Ventajas

  • Defensa y ataque ordenado y rápido
  • Mejor cobertura de los espacios
  • Solidaridad defensiva que facilita las coberturas y permutas entre compañeros
  • Defensa en superioridad numérica
  • Facilita el pressing y la reducción de espacios
  • Obliga a rematar de larga distancia

 

Desventajas

  • Las zonas solo existen como espacios mentales, por lo que un jugador podría interpretar que un rival no es su responsabilidad al no tener clara su zona de acción
  • Debilidad ante los cambios de juego dirigidos a la zona débil
  • Se deben marcar diferentes rivales
  • Posibilidad de tener que marcar a dos hombres que lleguen a una misma zona
  • Debilidad en los costados
  • Posible desconcentración de los jugadores que se encuentran vigilando en la zona débil, provocada por su lejanía al balón

 

Marcaje individual

El marcaje hombre a hombre o individual, es un sistema de defensa en el que la técnica defensiva está muy unida con la fuerza de intervención. Este tiende a evitar que el atacante reciba el balón de sus compañeros por la proximidad del defensor, disminuyendo las opciones de pase del equipo contrario.

En este tipo de marcación, la responsabilidad individual se acrecienta debido a que en cada jugada el defensor tiene que controlar a su adversario sin contar con la posible ayuda de sus compañeros. Esto hace que la combatividad de los defensores sea mayor por la propia responsabilidad que tienen.

El jugador que es rebasado ha de volver rápidamente a situarse entre la portería y su par. Conforme el adversario en posesión de balón se acerca a la portería, las distancias de marcaje disminuyen progresivamente. El hombre libre es de vital importancia en este tipo de marcación, debido a que los atacantes arrastran a los defensores y las coberturas casi siempre deben ser realizadas por él.

 

Objetivos

  • Evitar que el atacante que jugadores importantes de un equipo puedan desarrollar libremente su habitual juego ofensivo.
  • Arrebatar el balón antes de que el atacante que se está marcando reciba el pase.
  • Estorbar a los posibles rivales receptores del balón.
  • Molestar constantemente a los jugadores rivales, con el fin de causar desesperación, incomodidad y cansancio mental durante todo el juego.
  • Crear contraataques al momento de recuperar el balón.

 

Ventajas

  • Los adversarios no se ven libres de su oponente, ya que los defensores imponen su presencia de manera continua.
  • Los atacantes son obstaculizados preferentemente en el momento de recibir el balón, lo que reduce la posibilidad de tomar decisiones correctas.
  • Hay una simplicidad de acciones ya que cada jugador se dedica a marcar directamente a un adversario, lo cual es fácil de entender por cualquier jugador de un equipo.
  • El tener el defensor un objetivo claro, marcar a su par, le permite una concentración de atención y esfuerzo.

 

Desventajas

  • El fallo individual entraña mucho riesgo, ya que la cobertura es muy difícil de realizar.
  • El espíritu de solidaridad no existe, cada uno marca independiente de los demás.
  • Se necesita de una excelente condición física para perseguir al adversario, ya que el defensor corre al ritmo impuesto, por el contrario.
  • El defensor arrastrado por los desmarques del atacante, tiene que jugar muchas veces fuera de su puesto, por lo que sus automatismos habituales quedan disminuidos.
  • El desorden que puede provocar el perseguir a un rival a sectores que no son los propios de los puestos de cada jugador, podría de alguna manera presentar dificultad para iniciar el contraataque una vez recuperado el balón, ya que el jugador que recupera, podría no tener compañeros en sus puestos habituales para pasarles el balón.
  • El juego ofensivo de los que persiguen a un jugador en específico, queda muy limitado, ya que deben estar pendientes de su adversario directo.

Si te gustaría controlar las claves de la fase defensiva como los marcajes de tus jugadores, el balón y el uso del espacio para armar tu defensa, te recomendamos nuestro curso: táctica defensiva en fútbol; impartido por Gustavo Leal, asistente técnico en la Selección de Brasil.

Artículos relacionados