ÚLTIMAS HORAS

PROGRAMA EXPERTO FÚTBOL

70% DESCUENTO

Días
Horas
Minutos
Segundos

Sistema 1-3-5-2

En el blog de hoy vamos a hablar sobre el sistema 1-3-5-2, una de las formaciones de moda en el fútbol actual y que muchos equipos de la base quieren introducir.

 

Características del sistema

El sistema 1-3-5-2, es una consecuencia del 1-4-4-2. Debido a que hoy en día casi todos los equipos juegan con dos delanteros, muchos entrenadores piensan que es un gasto innecesario ocupar la última línea con 4 defensas. Con defensas bien entrenados, es suficiente si los dos delanteros contrarios son marcados individualmente, por dos defensas, siempre que detrás de estos se encuentre un jugador libre que asegura la defensa y ocupa los espacios libres.

Debido a la densa ocupación del medio campo, con cinco medio centros, los espacios a la derecha y a la izquierda de los dos defensas centrales pueden ser cubiertos a través de una defensa zonal. Al mismo tiempo, el gran número de medios permite variantes de la táctica de equipo, como el pressing.

El sistema 1-3-5-2 es uno de los sistemas más utilizados en la actualidad, junto con el sistema 1-4-4-2. Este, consiguió revivir y hacer más atractivo el juego en el centro del campo en comparación a épocas anteriores.

 

Objetivos del Sistema

  • Distribución de los jugadores en cada zona.
  • Ocupación racional del terreno de juego.
  • Racionalización de los esfuerzos.
  • Perfecta conjunción entre líneas dentro del sistema.
  • Flexibilidad posicional dentro del mismo.
  • Soporte del planeamiento táctico ofensivo y defensivo.
  • Apoyo del juego colectivo.
  • Fomentar el pressing, sobre todo en el medio campo y el sentido del compañerismo.
  • Realizar salidas rápidas por los laterales del campo.

 

Funciones de las líneas del sistema

Defensivas:

  • Dos jugadores centrales con un tercer central por detrás de ellos para efectuar las coberturas necesarias. Normalmente el tipo de marcaje es individual. Dos laterales que se encargan de sus bandas correspondientes, trabajando en sus respectivas zonas.
  • Tres medio centros, cuyo tipo de marcaje es zonal.
  • Dos delanteros que normalmente cierran espacios por el centro y no tienden a abrirse a las bandas, dejando estas para los laterales propios y bajando a defender normalmente en situaciones de táctica fija.

 

Ofensivas:

  • Los dos centrales “laterales” se incorporan al ataque, sobre todo en jugadas de táctica fija.
  • El central “libre” debe poseer características propias para incorporarse y salir en funciones ofensivas, de forma esporádica y con gran decisión.
  • Los laterales, deben subir al medio del campo con velocidad y convertirse en verdaderos extremos durante muchas fases del juego.
  • Los medios centros se incorporan al ataque por detrás de los delanteros, intentando la finalización a media y larga distancia, incluso uno de ellos o los dos adoptando posiciones de remate dentro del área.
  • Los delanteros deben estar en constante movimiento, siendo estos muy similares a los que deben realizar dentro de otros sistemas.

 

Ventajas y desventajas

Ventajas defensivas:

  • Igualdad o generalmente superioridad numérica en la zona de medio campo por densidad y por la consiguiente distribución racional de los 5 mediocentros.
  • Permite el repliegue ordenado o intensivo con mucha cantidad de efectivos, lo que dificulta enormemente las tareas de progresión del rival ya sea en ataque directo, progresivo e incluso contraataque.
  • Defensivamente ahoga al rival, mediante la presión individual, zonal o principalmente de ayudas, ya sea en el medio campo o incluso en la propia defensa. Esto permite una compensación en el esfuerzo para todos sus elementos.
  • La presión iniciada con 2 delanteros sobre la defensa contraria y continuada por los 5 mediocentros debilita en mucho los ataques rivales, llegando a la zona de la defensa en situación precaria para ofrecer peligro evidente.
  • Las basculaciones en la medular permiten movimientos más organizados y de menos distancia, por lo que se consigue taponar zonalmente todos los espacios. A la vez, permite ahogar con la presión de ayudas mucho más al rival en campo contrario, especialmente cuando sus inicios son por banda.

 

Desventajas defensivas:

  • Obliga a un gran despliegue físico, para recuperar zona/espacio con repliegue rápido por parte de los laterales y a la capacidad de concentración y disciplina de marcaje de los centrales cuando se encuentran solos.
  • En este sistema de 3 centrales el punto más débil defensivo es la espalda de los extremos, pues si estos se encuentran adelantados y no pueden recuperar zona, dejan un gran espacio a sus espaldas por el que los rivales suelen caer para progresar o desajustar el marcaje de los centrales y provocar espacios en otras zonas de la defensa con déficit evidente de tiempo y espacio en las basculaciones.
  • Este sistema, obliga por tanto defensivamente a generar un alto grado de simbiosis entre las líneas media y defensa, tanto en coordinación, como en equidistancia y prestaciones de ayudas constantes, lo que a lo largo de la temporada supone un gasto importante de energía mental y física.

 

Ventajas ofensivas:

  • Ayuda a tener el control del balón en la medular, aumentando el porcentaje de posesión de este, incluso hasta llevar el ritmo de partido a donde interese en función del resultado.
  • Permite una mejor triangulación del balón tanto en campo propio como en ataque progresivo en campo contrario, al tener suficientes elementos aliados para tener soluciones de pase.
  • Permite conectar rápidamente con los 2 delanteros para tener una continuidad en el ataque directo o progresivo que permita tener máxima presencia finalizadora y rematadora en el límite e interior del área.
  • Luego de presionar y recuperar el balón en campo contrario, el equipo está muy cerca de la portería adversaria y con suficientes efectivos para concretar un ataque con igualdad o superioridad numérica y posibilidades de presencia y éxito en la cuantía de rematadores.
  • Si la capacidad de desdoblamiento de extremos, interiores o media punta en toda la amplitud de campo es coordinada y de presencia continuada, puede producir desestabilización y superioridad numérica atacante para continúas acciones en superioridad numérica.
  • Se produce un “efecto sorpresa” atacante de la 2ª línea si las proyecciones de los mediocentros se producen de manera vertical.

 

Desventajas ofensivas:

  • Si los extremos no son de carácter, llegada y productividad ofensiva y prefieren generar más recursos defensivos, el sistema queda cojo en la amplitud de campo, con posible inferioridad numérica en campo contrario.
  • El medio campo ya sea en formación de 2 pivotes o 1, solo tiene que equidistar bien entre sus mismos componentes, pues a pesar de su gran densidad numérica estos elementos pueden quedar disociados o con excesivo espacio entre ellos. Por ejemplo, en el caso de poco acompañamiento ofensivo en campo contrario cuando 1 lateral, 1 media punta y 2 delanteros están prácticamente situados al límite o interior del área.
  • Precisamente por la acumulación de atacantes puede producirse una excesiva densidad en zonas cortas en la frontal del área donde el rival efectúa el embudo oportuno para no dejarnos progresar, arrebatarnos el balón y cogernos un amplio espacio de salida al contraataque.
  • El esfuerzo generoso en recorrido ofensivo de los mediocentros va desgastando al pasar de los minutos, por lo que es frecuente ver una descompensación entre la 1ª parte y la 2ª en cuanto a presencias llegadoras de los laterales. El equipo puede quedar progresivamente a merced del contrario en el último tercio del encuentro.

 

Si quieres aprender con los mejores profesionales del sector todo sobre los sistemas u otras áreas fundamentales en el fútbol como preparación física, porteros, metodología, etc. Hazte miembro de nuestra membresía CF Plus y disfruta de nuevo contenido cada mes además de increíbles ventajas en todas nuestras formaciones.

Artículos relacionados