Tarea de entrenamiento, metodología y diseño

¿Sabes cómo diseñar una sesión de entrenamiento para los jugadores que se encuentran en la etapa de iniciación? Si eres entrenador de fútbol base, te habrás dado cuenta de la importancia que tiene una sesión de entrenamiento para el buen desarrollo y crecimiento de los jugadores, y sobre todo para que aprendan a divertirse jugando al fútbol y continúen eligiendo este deporte como su práctica deportiva favorita.

En este blog vamos a hablar sobre la metodología y los aspectos a tener en cuenta a la hora de diseñar las tareas de la sesión de entrenamiento.

 

El método, definido como el conjunto de momentos y técnicas coordinadas para dirigir el aprendizaje del jugador hacia determinados objetivos está formado por 3 aspectos esenciales para diseñar el proceso de enseñanza-aprendizaje:

  • Progresión de la enseñanza: se refiere a ubicar cada tarea dentro de un contexto marcado por unos objetivos.
  • Diseño de tareas: controlar el tipo de comunicación que se desea utilizar, a través de los ejercicios.
  • Tipo de comunicación: tipo de canal que utilizamos, el momento o la intención.

 

En esta etapa los jugadores quieren jugar y divertirse, es importante tener claro que cada jugador tiene unas cualidades y unas capacidades distintas, por lo que debemos adaptar los objetivos y las tareas a cada uno para que el aprendizaje sea el adecuado.

En las sesiones se debe aumentar el tiempo eficaz de entrenamiento, es decir, de juego. Esto lo podemos conseguir reduciendo el tiempo de pausa, no haciendo explicaciones demasiado extensas o innecesarias, las cuales no van a entender, etc. El entrenador tiene que generar aprendizajes significativos y hábitos (como los estiramientos) que poco a poco vayan conociendo cómo se aplican al juego real y se vaya creando una base de conocimiento para las etapas futuras.

 

Ahora que ya hemos visto esta breve introducción, vamos a ver un ejemplo práctico de sesión de entrenamiento, con las partes y los contenidos a trabajar en cada una de ellas:

 

Sesión de entrenamiento tipo para la etapa de iniciación

 

En cuanto al diseño de cada tarea, debemos tener en cuenta los siguientes apartados:

  • Metas y objetivos: antes de ponernos a diseñar cualquier tarea debemos tener clara cuál es nuestra planificación y que trabajaremos en ese microciclo. Una vez lo tengamos, planificaremos 1 objetivo por sesión y dentro de la misma, definiremos el momento en el que se tendrá éxito, es decir, cuando se va a conseguir dicho objetivo. Por último y muy importante, procurar siempre que se tenga éxito, adaptando el contexto a sus características.
  • Principios a trabajar: nosotros como entrenadores debemos saber cómo lograr los objetivos planteados, por ello previamente, definiremos los medios a utilizar y estudiaremos los detalles de cada principio técnico que vamos a enseñar, además de tener claro la cantidad de contenidos a trabajar.
  • Momento de la sesión: cuando diseñemos cualquier tarea debemos saber que según las variables que incorporemos, podremos aumentar el nivel de dificultad. Esto nos servirá para respetar la progresión metodológica.
  • Espacio, tiempo y número de jugadores: estos tres conceptos siempre debemos tenerlos presentes, según los planifiquemos el desarrollo de la tarea puede ser positivo o negativo. Lo más importante es siempre jugar con ellos aportando realidad a nuestra tarea.
  • Prepara los feedback: trabajamos en fútbol base, en la etapa de iniciación, por lo que nuestro feedback es fundamental para los jugadores. Prepararlos nos ayudará a ser más concisos y dar un mensaje más limpio y claro.

 

Por último y como hemos mencionado antes, vamos a ver como debe ser el ciclo de dirección de la sesión, para que tras finalizar cada tarea y comenzar la siguiente, el tiempo de pausa y de explicación sea el menor posible:

  • Reunión en el espacio acordado previamente: este será el espacio pautado para dar las explicaciones correspondientes. De esta manera conseguiremos crear un hábito en el jugador y hacerle saber que cuando se encuentra en ese espacio es momento de dejar de jugar para escuchar al entrenador.
  • Distribución de los jugadores: en cuanto los jugadores lleguen a ese espacio, podemos dividirlos por equipos y hacer las parejas necesarias para la siguiente tarea. Con esto conseguimos que entiendan mucho mejor la explicación de la tarea.
  • Elección de herramientas o modo de explicación: el entrenador debe saber previamente como va a explicar la tarea: puede ubicar a los jugadores en fila enfrente de él, realizar directamente un ejemplo de la tarea, etc.
  • Elección del orden del discurso: saber previamente lo que vamos a decir nos puede ayudar a reducir una explicación de 3 minutos en 2 frases y es lo que debemos conseguir, para que el tiempo de juego siempre sea mayor y sobre todo para que el mensaje sea claro y sencillo para los jugadores.
  • Realización de preguntas confirmatorias: este paso en fundamental en cualquier categoría, ya que nos sirve para mantener activos en la escucha a los jugadores y para ayudarles a entender mejor nuestra explicación. Además, en la etapa de iniciación, es posiblemente donde más dudas tengan los jugadores.
  • Observación y feedback durante la tarea: una vez hechos los pasos anteriores es el momento de comenzar la tarea. Durante la misma debemos estar pendientes del desarrollo del ejercicio y ver si nuestros jugadores la han entendido y están siendo capaces de llevarla a cabo.

 

Ahora es el momento de que diseñes tus tareas sabiendo como aplicar la metodología de tu club y que aspectos debes tener en cuenta para llevar a cabo una sesión de entrenamiento a la perfección. ¿Te gustaría saber más sobre el trabajo en fútbol base? Pues estás de suerte porque acabamos de lanzar el curso Fútbol base, trabajo por etapas impartido por Javier Rabanal, Igor Oca, Iván Paz y Juan Francisco Cara, con el que aprenderás los aspectos clave en la formación incluyendo herramientas prácticas para cada fase del desarrollo del futbolista.