ÚLTIMAS HORAS

PROGRAMA EXPERTO FÚTBOL

70% DESCUENTO

Días
Horas
Minutos
Segundos

Ventajas en el fútbol

¿Conoces los tipos de ventajas? ¿Sabes cómo crear superioridad respecto al rival? Como entrenadores, ser capaces de dar las herramientas necesarias a nuestros jugadores es fundamental. En el caso de las ventajas, mucho más. Que nuestros jugadores conozcan diferentes tipos y sepan emplearlas, puede ser clave para ganar cualquier partido.

En el blog de hoy vamos a ver algunos tipos de ventajas en el fútbol, con ejemplos gráficos de algunas de ellas.

 

La creación y utilización de espacios es fundamental para el éxito de cualquier equipo que tenga el balón. La habilidad de generar espacios para atacar y el trabajo en equipo sincronizado para crear oportunidades para los compañeros, puede ser determinante a la hora de resolver con éxito diferentes situaciones de juego.

En la creación de ventajas, un aspecto clave es buscar la superioridad jugando con un compañero de equipo que se encuentra en una posición más alejada en lugar de solo el jugador cercano. Al buscar apoyo con un jugador más lejano, se pueden obtener diferentes oportunidades para superar a los rivales.

A continuación, veremos diferentes tipos de ventajas, pero hay dos tipos que son más importantes que tener superioridad numérica. Estas son la ventaja posicional, que se obtiene a través de la posición de los jugadores en el campo y permite obtener ventaja mediante un pase preciso, y la ventaja dinámica, que se obtiene mediante el movimiento rápido y el avance hacia el espacio detrás de un defensor que se encuentra estático.

 

Superioridad Numérica

Parece evidente, tener más jugadores en un área específica del campo aumenta significativamente las posibilidades de éxito. Pero es importante mover a los jugadores de manera estratégica para lograr ventaja numérica. A diferencia de la ventaja posicional o dinámica, esto es más fácil de entender para los jugadores, ya que se pueden visualizar situaciones como 2×1 o 4×3. Sin embargo, es importante tener en cuenta que atacar un espacio no garantiza que se aproveche esa superioridad para obtener una ventaja real.

 

Superioridad Posicional

El objetivo es avanzar con el balón y buscar espacios vacíos en las líneas del equipo contrario, tanto en sentido horizontal como en sentido vertical. La ventaja posicional se refiere a colocar a los jugadores en lugares del campo que otorguen una ventaja al equipo.

Existen dos aspectos fundamentales en la ventaja posicional: el primero es el espacio físico que ocupa un jugador e identificar espacios detrás de la línea de presión del equipo contrario. Esto puede permitir avanzar con la pelota y desplazar a los jugadores rivales de sus posiciones.

Superioridad Dinámica

La superioridad dinámica tiene cierta relación con la ventaja posicional y cualitativa, pero se enfoca más en el movimiento hacia los espacios vacíos en lugar de en la ocupación de esos espacios como lo hace la ventaja posicional. No es necesario recibir el balón en una situación específica para que sea efectiva, puede ser un desmarque falso que saca a los defensores de sus posiciones. Un buen ejemplo es la combinación con un tercer jugador en el campo.

 

Superioridad Cualitativa

Esta se refiere a la habilidad de ser mejor que el equipo contrario, ya sea como equipo o como individuos en situaciones de uno contra uno en todo el campo. Esto incluye cualquier habilidad técnica o física de un jugador, y se busca activamente situaciones en las que los compañeros de equipo son superiores cualitativamente (técnicamente o físicamente) al rival más cercano a ellos.

 

Superioridad Socioafectiva

Las cuatro ventajas mencionadas anteriormente están estrechamente relacionadas con los ejercicios trabajados en las sesiones de entrenamiento y pueden ser abordadas de manera objetiva. Sin embargo, la superioridad cooperativa va más allá de las acciones producidas en los entrenamientos y durante los partidos. Se enfoca en las relaciones sociales que se construyen dentro del equipo. Estas relaciones son esenciales para el éxito: cuanto mejor se conozcan los jugadores del equipo, tanto sus personalidades como sus acciones en el campo, mejor funcionará el equipo. Es imposible para un rival anticipar cómo se relacionan los jugadores entre sí y tratar de evitar que se comuniquen efectivamente.

Ahora que conoces los diferentes tipos de ventajas que puedes utilizar para superar a tus rivales, es importante analizar cuál de ellas crees que puedes aplicar en un partido, en función de los jugadores que tienes a tu disposición, para sorprender a tus oponentes.

Si quieres dominar el modelo de juego de éxito de algunos de los mejores equipos del mundo y conocer los fundamentos del juego en los que se basan entrenadores TOP y desarróllalos en tu equipo, te recomendamos nuestro curso: Juego de Posición; impartido por David Guzmán Repo, entrenador especializado en el juego de posición.

Artículos relacionados